La ciudad de Cochabamba recibe al año 250 mil turistas extranjeros, donde una de las grandes paradas dentro el circuito turístico es el Cristo de la Concordia que se encuentra en el cerro San Pedro, es por esta razón y viendo el gran abandono de este sitio se elabora un proyecto de revitalización ecológica, urbana y arquitectónica.

Partiendo por analizar todas las rutas de ascenso al Cristo de la Concordia se estructura cambiar la imagen y comportamiento de el ascenso a pie a través de la gran escalinata. Se inicia con la forestación de todo el circuito peatonal para generar sombra en el ascenso y ubicar según la topografía del cerro doce (12) estaciones. Ya que el cerro y el Cristo de la Concordia representa un papel religioso la cantidad de estaciones que se propone representa las catorce (14) estaciones del viacrucis vividos por Jesús desde el momento que fue aprehendido hasta su crucifixión.

Cada estación representa todos de los momentos vividos por Jesús, desde la condena, caída de la cruz, ayuda de otros, despojo de vestidura, consuelo, hasta la muerte, cada una de estas vivencias es traducida de forma arquitectónica y urbana.

Todas las estaciones nos enseñan el sacrificio y regalo que se dio a la humanidad. A medida que uno asciende por las escaleras hacia el Cristo de la Concordia va descansando en las estaciones donde podrá detenerse a admirar la ciudad con calidad de mirador, en las estaciones uno (1), seis (6) y doce (12) se plantean estaciones de vigilancia y atencion al ciudadano ademas de tener pequeños kioscos para hidratación o compra de parasoles.

La volumetría es representada por la abstracción accidentada del cerro, formando así volúmenes con puntas y en descontrol. Se emplea colores propios del cerro para que este no genere contraste con el medio natural, si no mas bien que sea parte de la naturaleza como si la arquitectura saliera desde las mismas entrañas del cerro San Pedro.

La estación numero doce, trece y catorce (12-13-14) es la mas significativa ya que representa los últimos momentos vividos por Jesús, su descenso, entierro y resurrección. Es por eso que la estación en el 50% se encuentra enterrada en el cerro  y el otro 50% se encuentra en un volumen flotado generando la libertad.

Se propone un pequeño sector para la meditación y celebración de la eucaristía donde se puede ver desde adentro hacia fuera toda la imagen del Cristo de la Concordia y el gran cielo cochabambino simbolizando esa resurrección y subida a los cielos junto al Dios padre todo poderoso.

En un nivel superior generando doble espacio se encuentra una plataforma destinada a modo de museo donde se muestra la historia y cultura de la ciudad y del país. Perfecto para visitas turísticas, educación y excursiones de instituciones educativas.

Idea miradores y reforestación: Alexander Arnez Antezana

Propuesta urbana / arquitectónica y simbolica: Alvaro Mercado Carrillo

Proyecto elaborado en JCI Cochabamba para generar impacto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *